Acompañamiento ministerial en el Meta

Tiempo de lectura: 3 mins

Nuestra Región Mecusab continúa trabajando para el crecimiento integral y la consolidación de los procesos ministeriales que aporten al pleno desarrollo de la iglesias, para ello se realizó una actividad de acompañamiento y ministración con los pastores y líderes de 8 sedes en el departamento del Meta.

Le puede interesar: Misiones Alianza viajó a Ecuador

Dicha actividad fue preparada con antelación por los coordinadores regionales de los ministerios de Mujeres Aliancistas, Alianza Joven, Misiones Alianza y Pequeños Aliancistas, representados respectivamente por la Pra. Lucy Paulin Murillo, Daniel Romero, Adriana Morera y la Pra. Viviana Sánchez; todo esto con el objetivo de fortalecer el trabajo las iglesias en cada uno de estos ministerios.

El recorrido empezó el sábado 12 de mayo en la Fundación Enoc, que pertenece a la sede Morichal de Villavicencio y trabaja en la rehabilitación de personas en condición de calle. Allí se pudo compartir la Palabra de Dios y conversar con los beneficiarios de la Fundación.

Ese mismo día en la sede Villavicencio 33:3, 120 mujeres fueron ministradas en un impacto evangelístico realizado en conjunto con las sedes de Morichal, Cumaral, Villavicencio Central, Granada, Porfía, Restrepo y Lejanías; el mover del Espíritu Santo tocó muchas vidas por medio de la Palabra, la cual fue dada por la Pra. Olga Sofía Castañeda, directora nacional de Mujeres Aliancistas.

El domingo el equipo de coordinadores ministeriales de la Región Mecusab se distribuyó para predicar en las iglesias, y en horas de la tarde realizaron un impacto evangelístico para jóvenes en la sede Restrepo, donde llegaron alrededor de 80 personas de las distintas iglesias y fueron desafiados hacia el crecimiento espiritual y ministerial.

Finalmente, este acompañamiento ministerial se cerró el día lunes con una jornada de integración y capacitación para las familias pastorales y los líderes de los ministerios de las 8 sedes. Cerca de 50 personas fueron ministradas en la importancia de la unidad para el desarrollo ministerial y el buen trabajo en equipo, se llevaron a cabo una serie de talleres y se trabajó en la retroalimentación de las necesidades de cada uno.

Esta jornada fortaleció el vínculo familiar y de unidad en este departamento, destacando la importancia del acompañamiento ministerial para la restauración y un crecimiento saludable de las iglesias. Se espera que próximamente esta estrategia de acompañamiento ministerial pueda desarrollarse en otros lugares de la Región.

Fotos: Olga Sofía Castañeda

También puede leer: