Comunidades indígenas serán beneficiadas con obra social

Tiempo de lectura: 2 mins

Además de acercar a las personas a una vida de intimidad con Dios, los pastores de estas comunidades indígenas han entendido la necesidad como iglesia de brindar ayuda a los más necesitados, para que de esta manera el evangelio que se predica en los templos pueda también ser vivo y real para las comunidades en donde habitan.

Emprender este tipo de proyectos no es tarea fácil, debido a los recursos necesarios para la construcción de espacios adecuados y el funcionamiento en general, sin embargo quienes han decidido dar un paso de fe han visto el actuar sobrenatural de Dios actuando a su favor respaldando cada proceso.

Hace 4 años la sede Zumbico en el Municipio de Jambaló - Cauca, decidió asumir el desafío de levantar una edificación nueva para reemplazar el deteriorado templo de arcilla que por cerca de 40 años existió en ese lugar.

Este lugar ha sido hasta el día de hoy de mucha bendición para esta congregación, es por esto que Dios ha venido despertando en ellos el sentir de poder hacer algo más para poder reflejar el amor real y cercano de Jesús a toda la comunidad; ya que cada acercamiento social abre una puerta para el avance del evangelio en estas comunidades.

Al hacer un diagnóstico para identificar las necesidades de este lugar, encontraron que hay muchos ancianos desprotegidos que necesitan ser atendidos integralmente al igual que muchos niños que no cuentan con la alimentación adecuada.

Luego en unidad empezaron a poner en oración estas necesidades y a pedir la dirección de Dios para desarrollar un proyecto acorde a lo necesario y así mismo pidieron la provisión para la construcción de un lugar adecuado para desarrollar las actividades.

El clamor de esta comunidad obtuvo la respuesta de parte Dios al ser aprobado el proyecto de construcción en ICM quienes aportaron económicamente para el desarrollo de esta obra social que ya está próxima a terminarse y dedicarse.

Pronto esta sede que es la primera con esta iniciativa en la región indígena, logrará generar un mayor impacto social que evidencie el amor de Jesús por los más necesitados de esta parte del Cauca, donde por años cientos de familias han sido afectados por distintas coyunturas relacionadas con el conflicto armado.