Conectando una generación

Tiempo de lectura: 4 mins

Uno de los inconvenientes con los que más se encuentran las iglesias hoy día en relación a la permanencia y consolidación de los jóvenes, es la transición generacional.

Regularmente escuchamos el caso de aquel niño que nunca faltaba a la escuela dominical y que participaba en cuanta actividad se desarrollaba en la iglesia; sin embargo, al crecer y llegar a la adolescencia comenzaba a no sentirse cómodo con las clases y tampoco encajaba en las reuniones de jóvenes por su corta edad; situaciones a las que se le sumaba la influencia de amigos no creyentes, lo cual terminaban de alejarlo poco a poco de la iglesia.

Este vacío generacional ha evidenciado la falta de una estrategia o metodología aplicada y pensada específicamente para los adolescentes en algunas iglesias, por esta razón, nuestra sede CMD en Ibagué, Tolima, atendió el llamado específico que Dios les ha dado para comenzar a trabajar con esta generación.

Fabian y Shirly son una pareja de jóvenes pertenecientes a esta sede, que vieron la necesidad en su iglesia de entender el proceso de transición al que se enfrentan los adolescentes, identificando que no contaban con un espacio focalizado a su edad y sus razonamientos, y al ser esta una edad en la que empiezan a tomar sus propias decisiones, muchos se cuestionan en distintos aspectos muchos optan por no seguir en la iglesia, tristemente muchas veces influenciados por sus entornos sociales y culturales. Al darse esta ruptura, en el mejor de los casos, algunos regresan a participar de la iglesia después de los 20 años.

También le puede interesar: El entrenamiento 'Cambio de Postura' llegó a América Latina

Fue así como desde el año 2015 esta pareja decidió dar el primer paso y se dispusieron a que Dios les guiara en este proceso, ya que no contaban ni con las herramientas, ni la suficiente capacitación para hacerlo, pero iniciaron una investigación sobre experiencias de trabajo con esta generación, además a conocer las necesidades y las problemáticas a las que se enfrentan los adolescentes, para utilizar todas estas circunstancias y redireccionarlas a un estilo de vida de acuerdo a la palabra de Dios, teniendo en cuenta los contextos en los que viven.

En el desarrollo de este proceso Dios les permitió conocer CONEXIÓN, una estrategia adecuada y pensada específicamente para las necesidades de esta generación; este programa hace parte de AWANA INTERNACIONAL y brinda una metodología de trabajo dinámica y acorde a la continuidad de la formación de los más pequeños en los principios cristianos. Esta herramienta les permitió potenciar el trabajo que ya habían iniciado y les brindó un abanico mucho más amplio de procesos para la formación y evangelización de los adolescentes entre los 12 y 17 años.

Hace 3 años iniciaron con solo 3 adolescentes y al día de hoy ya cuentan con un grupo de 40 y un equipo de líderes en formación, que se reúne los sábados para vivir una experiencia única, que les permite participar y sentirse parte de la iglesia, desarrollando procesos de formación y aprendizaje con un fundamento bíblico sólido.

La proyección es consolidar con fortaleza este ministerio en su iglesia, logrando conectar las generaciones en formación, muchos de los adolescentes que han logrado pasar por este programa ya hoy están listos para asistir al grupo de jóvenes y otros ya se encuentra sirviendo en los ministerios de la iglesia local.

Además con la claridad del llamado que Dios le ha dado, esperan poder compartir su experiencia con otras iglesias que se interesen en desarrollar una metodología efectiva para el trabajo con los adolescentes como una respuesta a la necesidad de una buena transición entre los más pequeños y los jóvenes de nuestras iglesias.

También pude leer: