Crecimiento Misional en Tumaco

Tiempo de lectura: 2 mins

Tumaco es uno de los municipios de nuestro país donde convergen muchos de los problemas que históricamente se han arraigado en nuestra sociedad derivados del conflicto armado; pero en medio de tantas situaciones, cada día Tumaco resurge gracias al amor de su gente y a personas que deciden compartir el poder del evangelio para hacer de este lugar la mejor esquina de Colombia.

En los últimos años al agudizarse la violencia en esta región del país, muchos sectores ha puesto su mirada en Tumaco en aras de buscar soluciones de fondo para la crisis, sin embargo muchas de estas iniciativas no trascienden ni aportan realmente a lo que vive la comunidad.

Es por ello que en medio de las dificultades La Alianza, con presencia hace más de 40 años en este lugar, se ha convertido en un agente transformador que aporta con el mensaje de Jesús a una mejor calidad de vida para cientos de personas.

El puerto de Tumaco consta de un casco urbano y alrededor de este se encuentran distintas veredas ubicadas entre los esteros y la riveras del río Mira, el transporte a muchos de estos lugares es fluvial y algunos caminos de herradura.

El fortalecimiento de las misiones como el todo en nuestra iglesia fue el primer paso para buscar alcanzar nuevos lugares con el evangelio en esta región, la capacitación y entrenamiento del liderazgo ha sido fundamental para la construcción de un plan estratégico de extensión de nuevos campos misioneros y el fortalecimiento de los que ya existían.

En el corregimiento de Salahonda, donde una de las actividades principales es la pesca, se ha consolidado una asistencia de 80 personas y en el último año 30 de ellas dieron el paso del bautismo.

A lo largo de la rivera del río Mira se encuentran pequeñas veredas en las cuales durante el último año se logró abrir 4 nuevos campos misioneros, en estos lugares cientos de familias están encontrando en la iglesia un apoyo espiritual y emocional que les permite soñar con un futuro mejor para su comunidades.

El crecimiento de las misiones en el área urbana y rural de Tumaco nos ha permitido evidenciar el respaldo de Dios, al decidir avanzar en el compromiso que tenemos como iglesia de llevar luz y esperanza hasta lo último de la tierra.

 

Foto portada: Imagen de archivo.