Evangelizando con hechos

Tiempo de lectura: 3 mins

En el norte de la ciudad de Neiva se encuentra una de nuestras sedes, que se está levantando para transformar las realidades de su entorno, tomando la obra social como una de las estrategias principales para la evangelización de esta comunidad.

A través de ello muchas personas están viendo el cristianismo desde otra perspectiva, reconociendo a la iglesia como un lugar de apoyo para los necesitados, donde el amor incondicional de Dios es la respuesta.

Como iglesia han tratado de ver y sentir las necesidades que tiene la gente que hace parte de su congregación y también de quienes los rodean, lo cual les plantea el desafío de actuar para brindar apoyo con iniciativas propias o siendo el canal entre los necesitados y quienes están interesados en ayudar.

Su mayor motivación es reflejar el amor de Dios a todo el mundo y en todo lo que hacen, esto como respuesta a la misión que ha encomendado Jesús en su palabra, razón que les mueve a sentir Com-pasión por la comunidad en la que están inmersos y en la que son evidentes muchas necesidades y problemáticas sociales.

La falta de atención integral por parte de las autoridades ha provocado que la gente ya no confíe en sus gobernantes; sin embargo, La Alianza sede Neiva Norte con recursos propios, y de acuerdo a las posibilidades, ha venido desarrollando una labor social para ayudar en especie o con dinero a familias de muy bajos ingresos, aportando específicamente a sus necesidades físicas y emocionales.

Semanalmente distribuyen una buena cantidad de papa, un alimento de primera necesidad para muchas familias; además, todos los sábados están entregando desayunos para los niños de escasos recursos del sector  y cada año en la época navideña han logrado dibujar una sonrisa en sus rostros con un regalo.

Cada una de estas acciones les han permitido ir ganando poco a poco la confianza, tanto de la comunidad como de empresarios del sector, quienes han decidido apoyar con diferentes recursos a la labor social.

Como iglesia Jesús los ha movido a identificarse con lo que pasa en su entorno y a ser parte de la solución para las necesidades físicas, emocionales y espirituales que vive su comunidad; esto mismo les está permitiendo que muchas más personas conozcan de Jesús, al sentir que su amor es real en cada una de las acciones.

La Alianza sede Neiva Norte continúa creciendo en el trabajo misional y Dios ha sido fiel, muchas personas tanto de la Iglesia como de la comunidad se están vinculando como voluntarios, y a través de esto están siendo útiles en las manos de Dios para la transformación de una comunidad con muchas necesidades.