Iniciativa para alcanzar a la comunidad LGTB+

Tiempo de lectura: 7 mins

En el 2017 durante el congreso nacional de jóvenes, Conexión: Amor Real, Dios inició un nuevo proceso en nuestra familia Aliancista, el cual nos permitió tener un espacio para hablar sobre la importancia de llevar el evangelio a la comunidad LGBT+. Allí realizamos un taller que impactó en gran manera a los líderes de jóvenes y a los miembros del Consejo Directivo Nacional CODIN, quienes compartieron algunos de los casos que se han presentado en sus iglesias con personas de esta comunidad.

Debido a la buena respuesta del taller, el CODIN aprobó la apertura de una iniciativa que tiene como objetivo capacitar a la iglesia para alcanzar y ministrar a las personas LGBT+ con el amor y mensaje de Jesús; para lograr este objetivo se trazaron cuatro objetivos específicos:

  1. Educar las iglesias locales sobre sexualidad desde la perspectiva Bíblica.
  2. Generar recursos para las iglesias y sus miembros.
  3. Trabajar con iglesias pilotos en esta iniciativa.
  4. Crear una estrategia unida a nivel nacional para alcanzar a la comunidad LGBT+.

Le puede interesar: Acompañamiento para hijos de pastores

Con esto en mente, el equipo que dirige esta iniciativa en cabeza de Josh Proctor, miembro del Departamento de Relaciones & Proyectos, dio inicio a una serie de talleres sobre el tema, los cuales se compartieron en las regiones durante sus respectivas Actualizaciones Pastorales el año pasado, recibiendo respuestas positivas y el interés de líderes y pastores para aprender sobre la iniciativa.

Es por esto que se decidió extender la invitación a participar de Posture Shift (Cambio de postura) en febrero de este año. Posture Shift es un entrenamiento que presenta un modelo misionológico para alcanzar a la comunidad LGBT+.

Bill Henson, fundador y presidente de Lead Them Home, y creador de Posture Shift, nos compartió sus pensamientos sobre este evento en Colombia y la iniciativa LGTB+ que adelanta nuestra familia Aliancista.

Esta es la primera vez que Posture Shift se realiza en Colombia, y la primera vez que se lleva a cabo en Latinoamérica ¿Cómo se siente con este reto?
R/ Sí, y además es la primera vez que se realiza en Español. Me siento emocionado porque sé que muchos líderes de iglesias necesitan más educación como misioneros en la comunidad LGTB+ y el hecho de que Dios haya abierto la puerta para nosotros entrenar a un grupo de personas con uno de los idiomas más dominantes en la tierra es una oportunidad gigante de equipar a la iglesia.

En el inicio de este trabajo en conjunto, recuerdenos ¿cómo conoció a La Alianza?
R/ Conocí a La Alianza a través de Josh Proctor, ya que por curiosidad personal atendió un curso intensivo en Boston en el verano del 2016, siendo impactado por el aprendizaje y entendiendo la necesidad que había aquí en Colombia. Ahí comenzamos a hacer un trabajo tremendo para establecer credibilidad y confianza para sugerir y llevar a cabo este evento en el país.

¿Qué pensó cuando le hicieron la propuesta de realizar esta capacitación en Colombia?
R/ Pensé que vendrían solo diez personas (Risas). No porque piense que a nadie le importa, solo que nunca había estado aquí, nadie sabe quién soy y nadie ha escuchado de Lead Them Home o Posture Shift; pero lo que no debí minimizar fue que el equipo de La Alianza hizo un gran trabajo para que esto sucediera.

Podemos decir que Colombia es un país conservador en donde la comunidad LGTB+ ha empezado a movilizarse y a levantarse para defender sus posiciones. ¿Qué piensa sobre la realización de la primera capacitación de Posture Shift para Latinoamérica en un país como el nuestro?
R/ Notamos en el primer día de capacitación que algunas personas son conservadoras, e incluso que tienen sus reservas y preocupaciones sobre el tema, pero es normal; sin embargo, lo más asombroso es que Posture Shift realmente ha logrado su propósito por medio del poder del Espíritu Santo, lo cual sucede cada vez. Entonces, aunque yo hubiera estado preocupado por eso, sabía que llegaríamos hasta ese punto, y lo hicimos, llegamos al lugar donde debíamos llegar, en otras palabras, Dios movió el corazón de las personas por medio del Espíritu para llegar al lugar de tener la humildad de pensar diferente, manteniendo nuestras creencias para honrar a Dios, pero pensando diferente acerca de amar a otras personas.

Ahora hay nuevas denominaciones de las que tal vez se esperaría que fueran ellas las que iniciaran conversaciones sobre este tipo de temas. Sin embargo, La Alianza es una de las iglesias cristianas más antiguas del país y es eso lo que hace aún más esta iniciativa interesante, que una de las iglesias más antiguas de Colombia sea la misma que esté abriendo la puerta a esta temática ¿Qué piensa de esto?
R/
Creo que eso es responsable, porque como lo he dicho en el entrenamiento, nosotros entrenamos a las iglesias de arriba hacia abajo, entonces es genial que las iglesias con más historia en el país sean las primeras que están siendo entrenadas. Las nuevas iglesias que emergen tienen un interrogante de cómo guardan un punto de vista bíblico del matrimonio, ya que no tienen un recorrido histórico en el país. Entonces con La Alianza tienen una larga historia, con un anclaje bíblico, que hace que tal vez sea la más conservadora y que la más conservadora haya visto la necesidad y haya hecho algo sobre eso, es hermoso.

¿Cómo cree que las personas recibieron todo el entrenamiento?
R/
Creo que las personas estuvieron extremadamente receptivas a lo enseñado, en el primer día había tensión, pero eso también pasa en los Estados Unidos, el único miedo que tenía era que no estaba en Estados Unidos, entonces tengo la confianza que como allá para el segundo día ya estaríamos bien, pero no sabía si aquí lo lograriamos, pero una vez más, el Espíritu Santo vino y mostró que este es el evangelio, esto es lo que significa vivir y compartir el evangelio en el mundo en el que vivimos hoy en día, porque el mundo que quisiéramos tener no existe, así que debemos vivir en la realidad y el evangelio debe seguir avanzando en este mundo.

La retroalimentación que recibí fue que nuestros líderes han necesitado esta enseñanza desesperadamente por un largo tiempo, no sabíamos en verdad cuánto lo necesitaban y hemos respondido a muchas de sus preguntas, abriendo sus ojos a conceptos erróneos que tenían, a eliminar algunos puntos ciegos y sesgos que nos impedían alcanzar a la comunidad LGTB porque habíamos terminado diciendo cosas muy rápidamente que los alejaba. Entonces la retroalimentación ha sido muy fuerte y positiva.

Después del entrenamiento ¿que esperas de los líderes o pastores que vinieron?
R/
Espero que no sigan sintiéndose incómodos cuando se encuentren con personas atraídas al mismo sexo o personas LGTB y en vez de ser reservados o penosos, recuerden que ellos saben por lo que esta persona ha atravesado en su vida, esa es exactamente la persona que nuestra iglesia debe alcanzar y recibir de una buena manera, esa es exactamente la persona a la que voy a saludar o a dar un abrazo. Me gustaría que los líderes adultos y jóvenes entendieran que las personas gay no están solo allá afuera, que puede haber chicos en nuestras congregaciones; entonces, la manera en la que enseñamos sobre la homosexualidad en nuestras iglesias no puede ser la que solo les dice que no deben serlo, y no me refiero a que lo aprueben, sino a que debemos hablar también de los problemas que conciernen a las personas LGTB.

Por otro lado, me gustaría decirle a aquellos líderes que no experimentaron Posture Shift que nada va a cambiar nuestra perspectiva bíblica del matrimonio, que no proponemos cambiarla, que nuestra postura de cómo vivir la fe es diferente a nuestra posición y que ambas van juntas, Jesús dijo: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente y ama a tu prójimo como a ti mismo”, esto es lo que digo que significa ser misionero, un misionero que se pone en los zapatos de las personas que pretende alcanzar, en otras palabras, cómo puedo amar a alguien como me amo a mi mismo si no sé qué necesitan, porque sé lo que yo necesito, así que para amar a otros necesito saber que necesitan.

Si se encuentra interesado en realizar el entrenamiento misionológico Posture Shift, o en ser parte del equipo de esta iniciativa, envíenos un correo a relaciones@laalianzacristiana.co o llamenos al celular 311 228 5660.

También puede leer: